En este río de información, o confusión, a mí permítanme esta vez empezar contándoles dos casos de amigos que tienen qué ver con nuestra realidad, en asuntos distintos pero que retratan sin duda algo de lo que estamos viviendo. El primero de ellos, es el sobrino de un compañero que VIVÍA en Cuautitlán Izcalli, en Santa María Las Torres, desde hace ya más de 3 años, porque es originario de Ecatepec, pero como entró a estudiar a la UNAM en Campo 1, decidió que para evitar traslados y quizá un poco de ahorro en pasajes, le convendría mejor RENTAR algún departamento o un cuarto por acá. Escogió ese lugar, porque le queda muy cerca, como muchísimos alumnos que hacen lo mismo y dicha colonia ha recibido ese beneficio por su cercanía con el campus universitario. PERO resulta que a finales del año pasado, ROBAN su departamento. Entran, sin ser escuchados por ninguno de los vecinos que viven en una misma casa en pequeños minidepartamentos, a plena luz del día, se roban su computadora, algunos electrodomésticos, el dinero de la renta, su ropa y hasta sus trastes donde hacía de comer… Desde luego que el joven queda ESPANTADO, desmoralizado por el golpe que eso representa para su economía, porque está ya en el último semestre de su carrera, pero también TRABAJA para pagarse sus gastos. No puede levantar el vuelo nuevamente y ante este trancazo decide mejor regresarse a casa de sus padres. Desde principios de año, porque su trabajo está acá también en Izcalli, tiene que ir y venir de lunes a sábado, como muchos seguramente lo hacen, pero eso no quita los riesgos que se agravan en una época donde la INSEGURIDAD está a la orden del día, ANQUE otros digan que “antes estábamos peor”. 

            Los infelices que lo robaron, aparte del mal que le causaron quitándole sus cosas, seguramente ni se enteran y no les interesa que ahora todos los días deba trasladarse desde Ecatepec hasta Cuautitlán Izcalli, saliendo en la madrugada y regresando después de las 11 de la noche. Ahhh y ni siquiera quiso levantar denuncia; “Para qué, no tiene caso y aparte del tiempo que voy a perder, no voy a recuperar mis cosas”, dijo. O sea, que ni siquiera contó para la ESTADÍSTICA que aparece cada mes demostrando la INCAPACIDAD de nuestros tres niveles de gobierno en ese rubro, quienes ante todo tienen la obligación de brindarnos SEGURIDAD a sus gobernados. 

            Y el otro caso, es de un amigo quien apenas hace dos años acaba de jubilarse, con una pensión raquítica, pero que le da para medio comer y seguir pagando su casa al INFONAVIT, que luego de tantos años continúa con esa droga… Ándele, pues ahí tienen que le avisan en febrero que NO ha pagado su “abono” del mes de ENERO de este año, cuando él ya había hecho su depósito en fecha y forma, PERO el detalle es que no le avisaron a tiempo o al menos nunca se enteró que -como cada año- la cuota AUMENTA un pequeño porcentaje, pero AUMENTA.  En este caso fueron 80 PESOS, que puede parecernos una cantidad baja, pero si hay que tomarla de una pensión como la de él, pues ciertamente es angustiante. Lo que me vino a la mente cuando me lo platicó, fue lo del dinero que la Fiscalía General de la República le entregó al pelele éste que tenemos como Presidente, de lo cual nos enteramos después que era un dinero perteneciente al INFONAVIT y que brincándose la Ley como ya es una costumbre con estos de la 4T, se lo dieron al Presidente para respaldar su tarugada de RIFAR el AVIÓN, que ya no será el AVIÓN sino una RIFA de DINERO, pero por qué entonces esos 2 MIL MILLONES de pesos no los regresaron a donde pertenecen (el INFONAVIT) y al menos en este año que las cosas están TAN mal, no aumentarles los pagos a los trabajadores que tanto se parten el lomo para seguir pagando su casa. Insisto, a muchos puede parecerles ridículo ese amento, pero hay a quienes de plano les desacompleta el sustento que deben estirar por un largo mes. 

            Pero bueno, los defensores e idólatras de ya saben quién, no perderán la oportunidad de decir que hablo de esto porque “soy un periodista chayotero”, que extraño lo que ya no me dan, que “Antes estábamos igual y por qué no decías nada” o cualquiera de esas frases (que tampoco son muchas) y sólo repiten como pericos.

Y en otros temas, pero que también tiene que ver con el desgobierno que estamos padeciendo, les cuento que subí una publicación el miércoles pasado, porque me mandaron la fotografía de una fila grande en la farmacia del IMSS, específicamente en la clínica de La Quebrada, y la nota que me mandaron decía que “COMO NUNCA, se hacían largas filas para recoger el medicamento y al llegar a la ventanilla les decían que NO HABÍA”. Y aunque hay alguno que otro que DEFIENDE a ultranza “A ya saben quién”, la mayoría de COMENTARIOS que han escrito son reprobando la actitud y los ENGAÑOS que el actual gobierno ha dicho y repetido acerca de DESABASTO de medicamentos, que supuestamente ya está resuelto, pero la gente que está padeciendo en cada una de las clínicas y se enfrenta a la realidad, sabe y DENUNCIA que no es cierto. 

            Sólo por mencionar dos casos: Eréndira Meza, dice: “No sólo es ahí (en La Quebrada), en el Centro Médico ISSEMyM de Tlane y todas las clínicas de ese mismo están igual. Yo tengo lupus y no puedo dejar de tomar mi medicamento, por lo que he hecho fila de hasta tres horas en la clínica de Izcalli para que de 5 medicamentos sólo me den uno; y sus pinches vales que valen para pura madre, porque en las farmacias que te mandan a cambiarlos, están PEOR y si te los dan, son de marca patito, que hasta desconfianza da tomarlos. Y es parejo, adultos mayores, diabéticos, con problemas crónicos, todos tienen que hacer la fila. Nunca se había visto esto en ISSEMyM”.  

            Y Juhan Mora, también comenta: “En los hospitales de zona Coacalco, Ecatepec, Lomas Verdes, la clínica 52, no hay MEDICAMENTOS. Bueno, ni material de curación ni quirúrgico. Catéteres para diálisis, etc. O en el ISSEMyM está igual o peor. Tlalnepantla, Ecatepec, Toluca y las clínicas están para llorar. Esa es la gran cuarta transformación y todavía se va a poner peor. Ahora sí vamos camino a parecernos a Venezuela, Cuba, Bolivia, Honduras o Nicaragua. Lo peor es que el flamante AMLO, sale con que EL TIENE OTROS DATOS. La única forma de demostrar lo contrario, es que nos manifestemos en las redes sociales y tupirle lluvia de QUEJAS hasta que reviente por tanta MENTIRA, tanta falsedad al querer tapar el sol con un dedo”. 

            Brenda Abundez: “De mal en peor, todas las instituciones de SALUD. Y con la famosa unifila, dando ahora solamente 4 fichas para pasar al consultorio. Ahora hasta debes PROGRAMAR tus enfermedades para poder hacer cita”. Y así muchas OTRAS quejas más que ojalá se metan a revisar directamente en la publicación, que está en Omar Tapia Informa, donde también hay gente que piensa que yo soy el de la culpa por publicar lo que está pasando. Como puede ser el caso de Susana Ocaranza que me escribe: “¿Yo me pregunto si esto es nuevo o siempre ha sido así y por qué hay más QUEJAS hoy?”  O MarGei Fenix, que dice: “Eso siempre ha sido así ¿hasta ahora te das cuenta, Omar?” PERO que me perdonen, pues hasta donde yo recuerdo NUNCA había sido tan notoria una CRISIS en el área de SALUD como la que ahora estamos viviendo, digan lo que digan y sobre todo quienes insistan en defender al gobierno actual. 

            Finalmente me quiero DESPEDIR con un asunto muy triste, pero que no puedo pasar por alto, primero porque éramos AMIGOS y segundo, porque antier por la noche muchísimos COMPAÑEROS  subieron a redes sociales su pesar y condolencias por alguien de nuestro gremio que desafortunadamente se nos adelantó en el camino: el periodista ÁLVARO SÁNCHEZ SALMERON, quien desde hace varios años inició en este oficio con su “Reporte Especial”. Un hombre joven, con un sentido agudo de la crítica y precursor de estos medios electrónicos, porque fue de los primeros en ingresar a ellos, mostrándonos a muchos el camino de donde ahora estamos. Meticuloso en todas sus cosas, hasta en sus camisas BLANCAS que siempre usaba; fanático de lo más reciente en tecnología y buscando siempre la manera de innovar en esto de periodismo. Yo lo conocí hace 12 o 15 años, nos convertimos en amigos, en compañeros de lucha y siempre nos unió ese humor ácido cuando hablábamos de política y de los políticos, sobre todo de Cuautitlán Izcalli. Algunas veces colaboré con él cuando tenía su periódico que ya mencioné, “Reporte Especial”, él estuvo como invitado varias ocasiones en mi programa de radio y se logró una buena AMISTAD que tiempo después me hizo incursionar a mí a esto de los medios digitales, de las redes sociales, pues colaboramos o armamos algunos programas juntos y creo que siempre será alguien al que recordaré, no sólo como compañero de profesión, sino como un gran amigo al que me dio mucho gusto haberme encontrado en el camino. Descanse en paz. 

            MUCHAS GRACIAS       

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *