Les cuento que me fui a ver la película “Arráncame la vida”, basada en la novela de Ángeles Mastreta, y —aparte de que me gustó— hubo una escena en la que el protagonista menciona algo así como “ahí está el líder de los trabajadores, quien NUNCA ha trabajado un pi… día de su vida; carajo”. De inmediato me acordé de algo que tiene que ver con la gente de Cuautitlán Izcalli, por los PRE candidatos que se andan moviendo creyendo que son los buenos para representar a su partido en la contienda electoral del año entrante.¿De quien hablo? Pues indudablemente de un hombre al que no había mencionado para nada, PERO debo reconocer que es uno de los únicos cuatro PRIístas que se andan moviendo para hacerse notar de una u otra manera: me refiero a RRAÚL CHAPARRO ROMERO, de quien poco nos acordamos allá por la época de Fernando García Cuevas y que actualmente comanda la Asociación de EMPRESARIOS y Ciudadanos del Estado de México. Bueno y se preguntarán ustedes ¿qué tiene eso de relación con la película? Pues bastante, ya que una de las principales críticas que sus mismos “compañeros” de Partido hacen hacia Raúl Chaparro es que él NUNCA ha sido empresario y luego entonces cómo puede estar al frente de una agrupación donde no tiene cabida.Yo debo decir que apenas hace unos días, él personalmente se acercó a mi para mostrarme un acta notarial, en la que junto con otra persona formó una empresa, aportando el 30 por ciento de la inversión, pero la fecha (si es que no vi mal) era del 2007, por lo que puede ser una treta para justificar eso que ya desde hace tiempo viene sonando. No es empresario y con eso no sabemos de dónde salen los recursos para financiar sus campañas de altruismo y movimientos personales de un lugar a otro. Sin embargo y lo que me anima a hacer este comentario, es porque hace cosa de 2 semanas, coincidí o me presentaron en un restaurante al Sr. Joaquín Esquerro, ese sí un verdadero empresario (dedicado a la fabricación de muebles muy elegantes para oficina, “Esquerro y Catalá”), y de entre la plática salió el nombre de Raúl Chaparro, pero definitivamente lo dejó muy mal parado porque: “para empezar, él no sé ni de qué trabaja. No es empresario. Alguna vez nos quiso chamaquear invitándonos a INFRA, la empresa donde trabaja uno de sus hermanos y por ahí nos pusieron una lonita en el jardín; pero eso no se vale, no se puede hacer pasar por quien no es y a mi que ni se vuelva a acercar porque yo no pienso apoyarlo nunca”.¡Sopas!. Con eso o un poco más… Pero si esto no bastara, a Raúl Chaparro hay algo que no le perdonan (ni creo que le perdonarán, nunca), los militantes de su partido y es que aceptó el empleo de Director de Desarrollo Económico en TULTITLÁN, con un gobierno PERREDISTA en la Administración pasada. Santos errores, Batman. Y para cerrar con broche de oro, pues nadamás falta acordarnos que uno de sus hermanos es quien fue a parar al “bote” con aquel ex Director de Operagua (Juan Pacheco) al principio de la Administración de Alfredo Durán, saliendo a la semana, si es cierto, pero de que el lodo deja mancha eso no cabe la menos duda. Así las cosas, si Raúl Chaparro creía tener la posibilidad de abanderar a su partido, con todos estos “detallitos”, el PRI deberá pensarlo dos veces porque la ciudadanía seguramente se cobraría caro tal atrevimiento. Entonces: de los cuatro que tenía, ya nomás me quedan tres, tres, tres.Y ya nadamás para despedirme porque otra vez no tengo más espacio, miren lo que me dice la Sra. Ma. Del Carmen Olivar, de Cumbria: que si podría yo avisarles con antelación cuándo estarán en mi programa de RADIO los directivos del DIF, porque ella y algunos otros vecinos tienen muchos “puntos” que tratarles. Con mucho gusto, señora, aunque nuevamente movieron la fecha del dichoso informe de la Presidenta del DIF, por lo que será hasta la segunda semana de octubre y además no sé si me acepten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías